EL ESPACIO

LA AZOTEA

Practicar yoga respirando el azul, escuchando el sonido del océano, liberándote en la amplitud de un espacio diáfano al aire libre, no tiene precio. La brisa marina contiene infinidad de oligoelementos que enriquecen el aire. Junto al mar nuestro sistema respiratorio mejora, fomentando una mayor circulación sanguínea, aportando más oxígeno a los órganos internos, al sistema nervioso, al sistema glandular, a los músculos, a la piel. Mientras practicas en la azotea, podrás dejar que la brisa marina te ayude a soltar y limpiar todo lo innecesario.

EL ESTUDIO

El lugar donde se desarrolla nuestra práctica de yoga puede acompañarnos en nuestros movimientos. Nuestro local es pequeño y acogedor, lo que garantiza 7 alumnos por clase como máximo. Con un trato personal y cercano, podrás encontrar el lugar donde sentirte a gusto, profundizar y disfrutar de tu práctica. Como nuestro estudio está muy cerca de los alojamientos, todos nuestros alumnos tienen que venir cambiados con su ropa de yoga desde su alojamiento para poder empezar directamente la clase.

LA NATURALEZA

Practicar yoga al aire libre nos hace entrar en contacto con la naturaleza, nos revitaliza y nos permite lograr una unidad con todo lo que nos rodea. Gran Canaria nos ofrece infinidad de parajes naturales donde fundirse con los latidos de la Tierra y recibir todos los beneficios de conectar con un entorno tan vivo como nosotr@s mism@s.

  • Sort by:
  • All
  • LA AZOTEA DEL YOGA